BARRIADA DE BELÉN - IQUITOS - PERÚ

BARRIADA DE BELÉN - IQUITOS - PERÚ
UN MINUTO DE FILOSOFÍA: "LOS DERECHOS HUMANOS SON EL INICIO DEL SUEÑO UTÓPICO DE LA HUMANIDAD"

domingo, 10 de diciembre de 2017

¡FELIZ ANIVERSARIO DE LOS DERECHOS HUMANOS! YA SON 69 AÑOS

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”. (Declaración Universal de Derechos Humanos, Artículo 1º)
Cuando uno lee estas cosas se siente orgulloso de pertenecer al género humano. Y si completamos la lectura de toda la Declaración ¡Treinta maravillosos artículos! Entonces la especie humana se confirma como la reina de la naturaleza.
Claro, que tres años antes, de estas hermosas palabras, estábamos enterrando a más de 50 millones de hombres y mujeres, víctimas mortales, de la 2ª Guerra Mundial. Para muchos estudiosos y entendidos, fue el conflicto armado más sangriento de la historia humana y del que, aún hoy, se nos ponen los pelos de punta viendo las imágenes del Holocausto, las deportaciones masivas, campos de concentración… y las bombas atómicas en Japón.
Nadie quería volver a repetir la barbarie acaecida, unos años antes, y por eso la Asamblea General de Naciones Unidas, se da prisa en firmar un documento que obligue - a todos los países -a respetar a los seres humanos. Fue un 10 de diciembre de 1948. Sin embargo hay que esperar, al año 1950, en el que la misma Asamblea, invita a todos los Estados y organizaciones interesadas a que celebren, el 10 de diciembre, el día de los Derechos Humanos (Resolución 423, V). La ONU, busca un compromiso ético que obligue a todos los países a cumplir unas normas que erradiquen todo tipo de violencia contra cualquier persona. ¡Loable utopía! Pero por algo hay que empezar.
No creo que sea necesario traer a este Blog los acontecimientos de los últimos 69 años; sin duda con muchas luces y sombras, pero, esta vez para bien de la humanidad tenemos que felicitarnos, ya que - ¡FINALMENTE! - nos hemos dado Una Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Pero seamos realistas, pues queda mucho por hacer, ya en el año 2000, las mismas Naciones Unidas (192 países) vieron las necesidad de apostar por lo que denominaron “Los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, de los que ya hablé en otra ocasión, y que son la máxima expresión del fracaso real de la aplicación de los Derechos Humanos. Por no recordar las indignantes imágenes de los hombre y mujeres, que hoy, siguen vendiéndolos como esclavos las mafias inhumanas.
Pero seamos positivos, losbDerechos Humanos, hace referencia al sentido de la dignidad humana antes que a cualquier formulación social ya sea religiosa, jurídica o política. Dignidad humana que atañe a toda persona y que nos viene dada en la naturaleza humana: Hayamos nacido en África, América, Eurasia u Oceanía.
Y tenemos la suerte, además, de que al estar viviendo en el contexto de la globalización todo esto nos ayuda a comprenderlo mucho mejor. Una vez más sigo apostando porque somos una única familia, una verdadera familia, aunque nos queda mucho por hacer para vivir como hermanos, por eso me uno a los muchos hombres y mujeres que han dado y dan la talla humana haciendo progresar a la humanidad: Gandhi, M. Luther King, Raoul Follereau, Hélde Câmara, Wangari Muta, Muhammad Yunus, El Abbé Pierre, Nelson Mandela, Vicente Ferrer, Teresa de Calcuta, Oscar Romero, Desmond Tutu, Dalai Lama, Rigoberta Menchú, Liu Xiaobo, Lech Walesa y PUEDES PONER TU NOMBRE...
Sin olvidar a las muchas organizaciones y ONGs que están apostando por los mismos ideales: Amnistía Internacional, Cruz Roja, Manos unidas, Médicos sin frontera, Cáritas, Unicef, Intermón,...

domingo, 3 de diciembre de 2017

TAMBIÉN EL VOLUNTARIADO TIENE SU DÍA, 5 DE DICIEMBRE, PARA ANIMARNOS.



Nuestros jóvenes del Hogar han participado, de voluntarios, en la recogida de alimentos de este fin de semana, promovida por el Banco de Alimentos. Sin duda, una jornada intensa y ejemplar. Como ellos miles de voluntarios han estado haciendo la misma labor. Mi enhorabuena.
Traigo esta importante anécdota, porque como todos sabemos ya se encargó, en el año 1985, la Organización de Naciones Unidas, de establecer la fecha del 5 de diciembre, como día Internacional del VOLUNTARIADO. Se me ocurren algunas reflexiones para este día.
La naturaleza humana, como tal, se presta para hacer muchos comentarios. De ella sale de todo, a veces nos abochornamos, nos avergonzamos, nos irritamos,... y casi llegamos a decir "trágame tierra". Nos resulta indignante lo que vemos, escuchamos y hacemos. Y lo que más nos fastidia es que todo eso, tan inhumano, también sale de nuestra naturaleza humana. Pero ya tenemos otros días para decirlo y denunciarlo.
El martes que viene, es el día de la generosidad, de la bondad, del altruismo. Será el día, en que la naturaleza humana, se pone el traje de fiesta, para decir bien en alto: ¡PERTENECEMOS A LA MISMA FAMILIA Y TENEMOS QUE QUERERNOS, AYUDARNOS, SOLIDARIZARNOS,... PUES PARA ALGO SOMOS HERMANOS!
Sería una equivocación pensar, que lo del voluntariado es para unos pocos privilegiados, que disponen de tiempo y, por eso, generosamente se dedican a los demás. No es esta la realidad del auténtico voluntario.
Sabe muy bien el voluntario, que hay mucha gente -y de toda condición-, que se vuelca sin medida hacia los demás. Y no hacen falta las grandes catástrofes para expresarlo, no, es en la rutina de cada día cuando el voluntario, calladamente, da su tiempo, en ocasiones su dinero y, lo más importante, su persona, para estar al lado del otro. Pero "el otro", el menesteroso, no sólo recibe, también da y aporta humanidad, gratuidad, cercanía, afecto,... da lo que tiene y, entonces, con lo que da "humaniza un poquito más" a la persona voluntaria que se acercó a él.
Mi experiencia de voluntario lo viene constatando una y mil veces. En el hecho del voluntariado se crea un vínculo en el que todos salimos beneficiados y a todos los que "entramos en el juego" nos aporta enriquecimiento y crecimiento, en definitiva, más humanización.
Es una equivocación pensar que el voluntario "es el bueno de la película" y que con su desinteresada bondad va a "salvar" a los desvalidos, pobres, necesitados,... a los que precisan ayuda de todo tipo. La persona voluntaria no es un 'superman', que gracias a ella, se van a solucionar parte de los problemas de la humanidad y que con su actuación va a aliviar las necesidades de los demás. Están muy equivocados, el hombre o la mujer, que van con estos planteamientos.
Hoy es el día para felicitar a las ONGS. ¡Cuántas ONGS, han proliferado en nuestras sociedades, y que movilizan a muchísimas personas y desarrollan su voluntariado con eficacia, profesionalidad, y generosidad! Todo el tiempo que dedican les parece poco. Saben que su voluntariado va creando conciencia, en este mundo globalizado, de la gran familia del género humano. Saben que con su buen hacer solidario, van creando vínculos de hermandad y fraternidad entre todos los seres humanos: blancos y negros, ricos y pobres, nacionales y extranjeros, "buenos y malos", enfermos y sanos, ... ¡Cuánta humanidad se genera a través de sus acciones altruistas, desinteresadas y solidarias!
Desde esta página, mis felicitaciones a todas las personas que ejercen su voluntariado y, sobretodo, a quienes en silencio se preocupan de los demás, que de no ser por ellos, estarían solos, tristes y sufriendo su condición de mala suerte que ha podido tener en su vida. Bueno y animar a los que, aún, no se lo han planteado: todo el mundo, si quiere, puede ejercer y ser voluntario.
Termino con la frase de una de las tantas ONGS que existen: "Mucha gente pequeña, haciendo cosas pequeñas, en muchos lugares pequeños, estamos cambiando el Mundo". (PROYDE - Promoción y desarrollo).

domingo, 26 de noviembre de 2017

HABLAMOS Y REZAMOS POR LOS POBRES Y LUEGO LOS IGNORAMOS Y RECHAZAMOS

En el día de los Sin Techo, que tienen un genial el lema: "Somos personas, tenemos derechos, nadie sin hogar", me han venido a la mente las reflexiones que voy a compartir.
Dado que soy religioso, y por la misión que tengo ahora, participo en muchos foros, encuentros, reuniones, celebraciones religosas y oraciones comunitarias. Por otro lado, si te dedicas a seguir los informativos y los discursos de los políticos, o también sigues las redes sociales, los pobres, curiosamente los pobres, están muy presentes en dichos medios y discursos. Total, que los pobres -en esos ámbitos- aparecen conmucha frecuencia.
Ahora bien, si nos topamos con los pobres en las calles, en las aceras,en los semáforos, en las puertas de las iglesias o en los mercados... ¿cómo reaccionamos?: Igual somos generosos con nuestras concienias, igual ni les miramos, igual pasamos de largo o damos un rodeo. Puede ocurrir que nos paremos y les saludemos, charlemos un rato con tales personas que consideramos pobres.
No digamos nada, sobre disponer de tiempo para visitar los albergues, centros de acogida, cárceles, instituciones sociales donde pasan parte de su tiempo todas estas personas. Sí, digo bien, personas, porque son personas con su dignidad y derechos, aunque parecería que se los tienen que ganar para reconocérselo.
Son muchas las promesas que escuchamos a los políticos en sus discuros y programas, pero que mal administran los dineros, y los despifarran en sus intereses, dejando en un segundo plano a tanta gente necesitada en todos los órdenes de la vida. Y lo saben, pues, para eso hacenmuchos análisis y estudios de la sociedad.
Son muchas las plegarias de petición, que se hacen en las celebraciones dominicales, pero que poco tiempo dedicamos a los pobres en nuestra vida cotidiana. Y ya que somos tan conscientes de las pobrezas que hay en el mundo, ni si quiera salimos a la calle para denunciar las estructuras y "fábricas"que generan tanta miseria y pobreza.
Me temo, que no son, prioritarios, los pobres en nuestras vidas. Si lo fueran las cosas funcionarían de otra manera. Hoy, a los que hemos ido a la Eucaristía dominical, el evangelio seguro que lo hemos entendido a la primera. ¡Ay, si en los pobres viéramos a Jesús! Mejor aún, si fuéramos conscientes de que los pobres son nuestros hermanos. Porque eso es lo que rezamos. con mucha devoción, en el Padre NUESTRO.
Termino estas breves palabras, diciendo que tanto nuestros magnificos discuros, como nuestras poéticas oraciones, no sirven para nada, si en los pobres no vemos a las personas, que necesitan de nuestra cercanía, nuestro afecto, nuestra ayuda, nuestro calor de hermanos para salir de las pobrezas en
las que se encuentran.

domingo, 19 de noviembre de 2017

EN LA MISMA SEMANA: NIÑOS VULNERABLES (Lunes) Y MUJERES INDEFENSAS (Sábado)




Conozco a mujeres y niños que han padecido la violación y el y maltrato. Me indigna que haya personas, hombres y mujeres, que justifiquen a los violadores y maltratadores, además de no ponerse del lado de las víctimas. Son impresentables quienes hacen el juego a los que pisotean la dignidad y los derechos de tantos niños y mujeres, que quedan marcados para toda su vida.
Mañana, día 20 de noviembre, celebramos el Día Universal del Niño y el día 25, el próximo sábado, celebraremos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Dos fechas muy cercanas, para recordarnos que aún debemos avanzar en la defensa de la mujer y de la infancia.
Y como ejemplo, lamentable, estos últimos días, estamos en las redes hablando, de los 5 indeseables, que se hacen llamar la manada. Ni las manadas de lobos son tan impresentables. También nos han informado los medios, de las barbaridades que han hecho con bebés de meses. Menos mal que son un puñado de tarados, los que se dedicana estos hechos, aunque con mucha publicidad.
Ya sabemos que hay mujeres que ejercen la violencia de género y, también, niños que son violentos y verdaderos ‘tiranos’ con el mundo que les rodea, pero estos casos, no invalidan los Días Internacionales señalados.
La indefensión y desprotección de la mujer y la infancia, están de sobra probados en muchos lugares de este planeta. Todos podemos poner ejemplos cercanos y lejanos. Pero de nada sirven los sentimentalismos y lamentaciones. Ni es bueno recrearse con el mal ajeno, aunque el ‘morbo’ nos incline a ello.
Tenemos la suerte de vivir en una época histórica, en la que hay suficientes recursos humanos y materiales para erradicar los infanticidios, la explotación de la infancia, la prostitución infantil, el tráfico de menores, la trata de blancas, las agresiones y malos tratos de género, las muertes ‘domésticas’, las mutilaciones femeninas, … (Se pueden añadir más ‘historias’)
Pero, también, tenemos recursos y la oportunidad de tratarnos como personas, -todas-hombres y mujeres, ancianos y niños, de ser respetuosos, tolerantes, pacíficos, solidarios, cariñosos, dialogantes,… tratándonos de igual a igual, hombres y mujeres, como miembros de la misma familia humana que somos.
En todos estos buenos deseos, no partimos de cero. Ya llevamos un camino recorrido. Tenemos más conciencia de lo que debemos hacer. Pero, como decían algunos teóricos latinoamericanos del siglo pasado, de la concienciación hay que dar el paso a la ‘concientización’ o sea, ponerse manos a la obra.
El jueves, día 30, en el Círculo de la Fraternidad vamos a presentar nuestra denuncia por el tema de LA TRATA. Pretendemos que sea un gesto más para ir favoreciendo una sociedad en la que nos tratemos los seres humanos con afecto, solidaridad y fraternidad. Es el camino para que todos seamos felices.

domingo, 12 de noviembre de 2017

EN EL AHORA DE MI VIDA, ME TOCA PONER EL ACENTO EN EL SER, EN LUGAR DEL HACER



Hoy me pregunto por cómo va mi historia personal. Y lo hago desde dos constataciones, por un lado, vivo en un mundo que me está torpedeando constantemente un sinfín de asuntos muy variados y contradictorios entre sí y, por otro, estoy cayendo en la cuenta que a estas alturas de mi vida me preocupa más el ser, en lugar del hacer.
En cuanto a la primera,  nos llegan del mundo que nos rodea, muchas situaciones trágicas y lamentables, que no tenemos tiempo suficiente para observarlas y asimilarlas, ni siquiera críticamente: Que si las pateras vienen llenas, pero la mitad de inmigrantes se ahoga en el intento; que si los huracanes destruyen ciudades enteras; que si los atentados terroristas son una degradación del ser humano; que si el nacionalismo catalán se ha pasado tres pueblos; que si los políticos son unos corruptos; que si los parados, que si la crisis; que si el fútbol; que si el mal tiempo; que si Halloween; que si la moda y la belleza; que si los videojuegos; que si los desahucios…. Evidentemente debemos dedicar tiempo a estas cosas, forman parte de nuestra vida y nos afectan de una forma u otra. Pero no es lo importante en nuestra historia.
Ahora bien, no nos engañemos, nuestra capacidad de observación de la realidad no se agota en el mundo externo, porque cada uno de nosotros somos una 'partecita' de esa realidad y, también, es necesario que sea mirada, observada e integrada. Puede ocurrir que tanto mirar hacia fuera, nos lleve a olvidarnos de mirar hacia dentro, hacia nuestra realidad interior. Y, sin embargo, la mirada a nuestra interioridad, la observación -minuciosa- de nuestra realidad más personal, se hace imprescindible, para no diluirnos y perder nuestra propia identidad.
Llevo un tiempo poniéndome en el lugar de los otros y observar cómo actúo, cómo hago las cosas. Estoy  poco a poco observándome y constatar mis reacciones ante las personas que me rodean. Igual que yo observo a los demás y saco mis conclusiones, también los demás me ven y sacan las suyas. Claro que no es un descubrimiento, estas cosas son de 'Perogrullo'; sin embargo, quiero añadir un matiz. Como si de una videocámara se tratara, quisiera ver las grabaciones y analizar mi manera de contestar a los demás, la forma de tratarles, me gustaría saber de las meteduras de pata; de observar mis reacciones espontáneas ante tales o cuales personas o situaciones.
No, no crean que estoy pidiendo cita al psicólogo, lo que estoy es, exigiéndome una mejora en las formas del trato que tengo con las personas que me rodean. Ya me ha ocurrido que, en mi fuero interno, me encuentro muy a gusto y de pronto saltan las chispas cuando estoy con tal o cual persona. En algunas ocasiones me han dicho tal o cual cosa y, mirándome a mí mismo, como que no coinciden tales apreciaciones con lo que yo siento. Ocurre que los demás perciben cosas de mí, que yo no las detecto o tal vez les doy otros nombres. Creo que la auto-observación es una buena medida para objetivizar bastantes reacciones y situaciones.
Muchos mecanismos de defensa, reacciones exageradas e inapropiadas, si las viésemos como en el fútbol, repetidas, igual nos servirían para corregir determinadas maneras de actuar y de tratar a los demás. Todo el mundo no somos 'un buen' relaciones públicas; ni tenemos las habilidades sociales desarrolladas al -cien por cien-,  por eso, que esto de observarse a sí mismo, puede resultar útil para el crecimiento personal.
De un tiempo a esta parte, cuando sigo siendo crítico con el mundo que me rodea y constato que ya, por la edad, no lo voy a cambiar, por más cosas que haga; se está deslizando otro pensamiento poderoso, que es centrarme en mí como realidad del cambio que tanto deseo. Ya no se trata de hacer, creo, que se trata de ser. De ser una persona que se toma en serio su vida; de ser lo que soy desde lo profundo de mi realidad personal. Tanto hacer, hacer y hacer me ha hecho olvidar y descuidar el ser, lo que soy, con la tarea pendiente, siempre pendiente, de hacerlo crecer.